100%

Tómate la libertad de orinar de pie con Pi-kono.

En la vida hay muchas necesidades que se deben satisfacer. Pero son las soluciones a hacer la diferencia. La idea para un producto interpreta una necesidad y la multiplica en todas las situaciones en las que una mujer puede hallarse. Y cuando llega esa necesidad personal, hacerlo de pie es una libertad que sólo comparte contigo misma. Pi-kono. La libertad de orinar de pie.

Cuando hay el baño.

¿Quién sabe en qué condiciones será? Es la primera pregunta que te haces. Con Pi-kono en la cartera es la primera respuesta que puedes darte.

Cuando no hay el baño.

Dónde voy a hacerla te preguntas, mientras buscas un baño que no hallas y a duras penas la retienes. En cambio con Pi-kono a la mano te apartas detrás de un ángulo o un arbusto. Y la haces. De pie.

Cuando en invierno estás muy vestida.

Ya te preguntas dónde vas a poner la cartera y el abrigo para no ensuciarlos. Cómo vas a desabrochar los pantalones y bajar las bragas íntimas sin hacer caer la bufanda y los guantes. Con Pi-kono no tienes que quitarte nada. Sólo hay que mover lateralmente las bragas íntimas. Y orinas también en invierno.

Cuando haces deportes.

Esquiar, correr, caminar en montaña. Es bello hacer deportes en medio de la naturaleza, con la gente. Menos bello es deber orinar y no tener un lugar donde hacerla. Lo bueno es que dondequiera que te hallas – en las pistas, en la calle o en un camino – puedes orinar de pie. Es lo bueno de Pi-kono.

Cuando estás embarazada.

Existen impedimentos feos, los molestos. Pero también los bellos. Es tu barriga que te impide de inclinarte para orinar. Tu embarazo halla en Pì-kono otro tipo de estado interesante: experimentar la comodidad de estar de pie y orinar.

Cuando tienes problemas de deambulación.

Caídas, fracturas, dolor de espalda, disfunciones neurológicas, discapacidad, edad avanzada. Son muchas las situaciones que te impiden de moverte con agilidad o de mantener el equilibrio. Inclinarse para sentarse, sin apoyarse puede ser una dificultad que – cuando te hallas fuera de casa – no sabes como enfrentarte. Orinar no debe ser un problema que se añade. Pi-kono es la solución que lo quita.

Cuando es tu niña que debe hacerla.

A las niñas les resulta difícil agacharse. Sus piernas no tienen todavía la fuerza suficiente para soportar el peso del cuerpo mientras en equilibrio tratan de orinar. A menudo son los padres que se preocupan de sostenerlas en este difícil equilibrio. Enseñarles a usar Pi-kono desde pequeñas, es útil para que se acostumbren a hacerla de pie también cuando llegarán a ser adultas.

Cuando estás de viaje por trabajo o vacación.

En la cabina de un tren. A bordo de un avión. Dentro de un autobús. No es facil permanecer en equilibrio para orinar en los transportes que viajan a gran velocidad. Pero cuando en tu equipaje personal hay Pi-kono, tu necesidad personal llega a ser una comodidad.